Balance ambiental de 2023: un cuarto de siglo defendiendo la justicia social y ambiental

  • Ecologistas en Acción hace balance de un año que termina con la masacre de Gaza ante la impasibilidad de algunos gobiernos y la complacencia de otros.
  • La organización ecologista, que ha cumplido 25 años, sigue apostando por el ecologismo social para alcanzar la sostenibilidad, la justicia social y la paz.  
  • La presentación por parte del Gobierno Vasco del Plan Territorial Sectorial de Energías Renovables ha centrado la actividad de Ekologistak Martxan este año 2023.

 

Este 2023 ha sido testigo de cómo el tablero internacional ha pasado de la invasión de Ucrania al genocidio en Gaza. La falta de una respuesta internacional firme e inmediata ha empujado a Ecologistas en Acción a sumarse a la iniciativa de Boicot, Desinversiones y Sanciones a Israel (BDS) para, a través de campañas efectivas no violentas, actuar contra compañías que participan en la opresión al pueblo palestino.

Esta falta de voluntad y determinación ante la urgencia de respuestas a la crisis sistémica ha quedado retratada también en las 230 medidas presentadas por PSOE y Sumar en la búsqueda de conformación de Gobierno. Aunque el acuerdo tiene aspectos positivos, se sigue apostando por el crecimiento de la economía y de las empresas, lo que supone agravar la crisis ecológica y social, no aborda con suficiente ambición la emergencia climática y obvia la pérdida de biodiversidad.

En un periodo de sequía marcado por olas de calor sin precedentes, el presidente andaluz, Moreno Bonilla, ha presentado una Ley de amnistía para los regadíos en Doñana. Las movilizaciones de miles de personas en Sevilla en defensa de este espacio único y singular no han evitado su exclusión de la Lista Verde de la UICN. La depredación de la agroindustria arropada por la complicidad de administraciones y gobiernos autonómicos ha puesto en jaque otro ecosistema emblemático, ante lo cual Ecologistas en Acción ha impulsado la campaña ‘El verdadero precio de los alimentos Mediterráneos’ para salvar el Mar Menor.

Ecologistas en Acción ha denunciado mediante la campaña La UE no es como la pintan, que esta institución es intrínsecamente insostenible, injusta y antidemocrática, y se ha sumado a las movilizaciones de protesta durante el semestre de Presidencia española del Consejo de la UE. La organización celebra que la UE no sea monolítica y haya oposición de ministras y ministros de algunos países a la propuesta para la desregulación de los organismos modificados genéticamente (OMG). Por otra parte, se han hecho acciones directas para exigir el abandono de los biocombustibles a base de soja y de palma, que generan entre dos y tres veces más emisiones que los combustibles fósiles.

A pesar del informe “Nadando en Glifosato”, publicado en octubre por la organización ecologista, donde se constata que el 34,6 % de las aguas superficiales españolas están contaminadas por glifosato con niveles superiores a los permitidos por la normativa de calidad ambiental, se ha aprobado su uso hasta 2033. La Comisión Europea ha sido incapaz de llegar a un acuerdo y amplía 10 años el uso de este pesticida sin sonrojarse. De poco han servido las advertencias recogidas en el manifiesto “La Plaga de los Plaguicidas” que Ecologistas en Acción ha publicado junto a la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE), WWF y SEO/BirdLife.

En cuanto a la emergencia climática, Ecologistas en Acción ha analizado el acuerdo final de la COP28 celebrada en Dubái, y lo ha catalogado como “insuficiente, decepcionante y plagado de coladeros”. Aunque por fin se habla de los combustibles fósiles como origen de la crisis climática, el texto incluye la energía nuclear y falsas soluciones como la captura de carbono. La respuesta de la organización ecologista es remarcar la necesidad de un cambio radical del sistema capitalista dependiente de los fósiles, alejada de las estructuras patriarcales, neocoloniales y extractivistas, para poder alcanzar la justicia climática.

Además,  este año la organización ha reforzado su posicionamiento sobre renovables, elaborado colectivamente, apostando por el decrecimiento y por un despliegue de renovables justo, democrático y que respete la biodiversidad. En materia de energía, celebramos la aprobación del Séptimo Plan de Gestión de Residuos Nucleares que abandona el Almacén Temporal Centralizado (ATC) en Villar de Cañas (Cuenca), aunque plantea 40 años de negligencia en política de residuos al retrasar las soluciones definitivas a 2073.

En temas relativos al medio marino, la anguila europea (una especie al borde de la extinción que se sigue consumiendo en la alta cocina) y el mar Mediterráneo han sido los protagonistas de las negociaciones europeas de pesca para 2024. La organización ha presentado un año más el Informe Banderas Negras tras inspeccionar de nuevo 8.000 kilómetros de costa.

La protección del medio marino en el litoral andaluz ha sido el eje central a bordo del velero Diosa Maat, que ha finalizado su campaña estival con la identificación de 400 vertederos ilegales a través de su web “Stop Vertidos Ilegales”. Además, la organización ha celebrado el X Aniversario limpiando playas, con la retirada de más de 600 kilos de basura en la convocatoria anual de Clean Up The Sea.

En relación a la minería, la ebullición de proyectos mineros se ha hecho más evidente al coincidir el 25 aniversario de la catástrofe de Doñana con la reapertura de la mina de Aznalcóllar y el nuevo proyecto polimetálico de Cobre Las Cruces. La consecuencia de esta ampliación minera  es un vertido tóxico global de 85,52 Hm3 durante 18 años en la Zona de Especial Conservación de la Red Natura 2000 del Bajo Guadalquivir, afectando también al Parque Nacional de Doñana. Estos son solo algunos ejemplos del absoluto desprecio a los derechos humanos y ambientales que ha motivado a más de 130 organizaciones a manifestar su rechazo ante la Ley Europea de Materias Primas Críticas.

La contaminación, la sobreexplotación del agua, la sequía y el cambio climático está llevando al límite la situación de deterioro de los ríos y acuíferos sin que la administración ponga las medidas necesarias para revertirlo. Frente a ello Ecologistas en Acción ha defendido los caudales ecológicos para proteger unos ríos vivos en todo el Estado y ha propuesto cinco nuevos proyectos de renaturalización de tramos urbanos en cuatro comunidades autónomas: Extremadura, Canarias, Andalucía y Madrid. Las 20 propuestas que la organización ha puesto sobre la mesa, algunas ya en marcha, están dando lugar a la creación de espacios naturales muy valiosos en  espacios urbanos de ciudades y pueblos.

En materia de transportes, la Ley de Movilidad Sostenible no ha llegado a aprobarse debido al adelanto electoral, situación que la organización ecologista interpreta como una nueva oportunidad para insistir en la eliminación o reducción de vuelos cortos, una medida que se ha conseguido poner en el centro del debate, además del impuesto al queroseno, y la recuperación del ferrocarril convencional.

Ecologistas en Acción se ha coordinado con decenas de colectivos para reclamar medidas que reduzcan la contaminación y el espacio que ocupan los coches en las ciudades. También ha colaborado en la organización de cientos de eventos pidiendo Calles Abiertas para la Infancia, colegios sin humos y sin ruidos.

Justo el transporte ha sido el tema central del lema de la Ecomarcha de 2023: “Por una Movilidad Sostenible, Social y Vertebradora para un Planeta más Fresco” . La ruta de este año ha recorrido Castilla y León, el sur de Cantabria y Bizkaia, y ha contado con más de un centenar de activistas pedaleando como señal de protesta. Se han denunciado proyectos de minería, macrorrenovables, ganadería industrial y grandes infraestructuras para el transporte. Pero también se han podido conocer y valorar los paisajes esteparios, la montaña palentina, la fauna (grande y pequeña) o la flora que se han encontrado por el camino.

La puesta en valor de la importancia de parajes únicos como las montañas ha sido el tema escogido para la apertura del IX Congreso Confederal en Zaragoza. Ecologistas en Acción de Aragón, la federación anfitriona, expuso las amenazas a las que están expuestos estos espacios en la mesa inaugural del encuentro “Montañas y valles en peligro. Voces en acción”. La demencial idea de unir pistas de esquí para destrozar uno de esos parajes únicos como Canal Roya en los Pirineos, ha llevado a la organización a intervenir en el Parlamento Europeo junto a la Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón.

El año termina con la presentación pública de la Nueva Cultura de la Tierra, un argumentario necesario para poner la vida en el centro. Fue el regalo de cumpleaños que la organización ha puesto a disposición del mundo para celebrar su 25 aniversario, para compartir todo lo aprendido durante un cuarto de siglo en defensa de las personas y del medioambiente.

Bajo el lema “Retales de Luchas, Tejiendo Futuros” se han reunido activistas de todo el Estado para seguir fortaleciendo lazos y coordinando las acciones de denuncia ante los atropellos del sistema capitalista. Los más de 300 casos que se litigan en los tribunales para frenar todo tipo de proyectos, social y ambientalmente insostenibles, pone de manifiesto la importancia y el valor del trabajo realizado por el movimiento ecologista.Un movimiento cada vez más acosado por las administraciones más reaccionarias. La criminalización de activistas que se está viviendo es injustificada y absolutamente inadmisible.

La revolución será ecofeminista, o no será. Una convicción que Ecologistas en Acción pone de manifiesto al nombrar el primer trío de Coordinación Confederal conformado únicamente por mujeres. La organización se reafirma como herramienta imprescindible en la defensa de ecosistemas esenciales para la vida humana y no humana a través del trabajo incansable de sus grupos locales.

Ekologistak Martxan en 2023: el año del Plan Territorial Sectorial de Energías Renovables

La presentación del Plan Territorial Sectorial de Energías Renovables del Gobierno Vasco llegó cargada de polémica. La propuesta está plagada de macroproyectos con gran impacto medioambiental en espacios protegidos de patrimonio natural, en suelos de alto valor agrícola y en zonas de interés espacial para las aves, y ha recibido más de 4.000 alegaciones de ayuntamientos y asociaciones vecinales y ecologistas. La práctica totalidad de las alegaciones, incluso las presentadas por las Diputaciones, han sido rechazadas. Aún queda mucho trabajo por hacer para evitar que en nombre de las energías renovables se destruya más patrimonio natural y se afecte gravemente la biodiversidad.

A principios de año celebramos la publicación del Real Decreto 3/2023 de agua de consumo humano, el cual establece dos límites para los plaguicidas en el agua de consumo mucho más estrictos que la normativa europea y que  suponen un cambio legislativo que asegura una mayor protección en lo que respecta al agua de nuestros grifos. Ekologistak Martxan lleva décadas luchando por conseguir un agua que garantice la salud humana y celebra la entrada en vigor de esta nueva normativa.

Seguimos también luchando por una gestión adecuada de residuos, vertederos, incineradoras, suelo y aguas. Apostamos por la reducción de residuos y su aprovechamiento, evitando la apertura de nuevas plantas de incineración o vertederos, y por la descontaminación y protección del suelo. De la misma manera, continuamos pidiendo protocolos y normativas que garanticen la calidad del aire en nuestra ciudades. Necesario para garantizar un aire respirable es el arbolado urbano. 2023 ha sido un año de talas masivas, de proyectos que arrasan con ejemplares sanos y adultos, los cuales hemos denunciado y contra los que seguiremos peleando.

 

El objetivo de Ecologistas en Acción siempre ha sido, y siempre será, impulsar la transformación ecosocial desde la base, construyendo una organización plural, diversa y horizontal.

Ahora, más que nunca, es de una Ecológica Aplastante sumar fuerzas, porque juntas podemos hacer mucho más: ¡Asociate a Ecologistas en Acción!

 

  • Twitter
  • Facebook